failed to establish a db connectionfailed to establish a db connection
alt   Acogida   alt   Relatos   alt   Principio   alt   Anterior: Gambia   alt

 

 

 

GUINEA alt



Capital: Conakry
Area: 245 860 km˛
Población: 7 518 000
Divisa: 1 US$ = 1230 Fr G
PIB: 153/1 103
IDH : 167/271

Idiomas: French, Malinke, Susu, Fulani, Kissi, Bassani, Loma, Koniagi, Kpelle

Etnias: Fulani 35%, Malinka 30%, Susu 20%

Religiones: Musulmana 85%, Animista 15%

C del E: General Lansana Conté ‘84

datos de 1996
alt

En los siglos XIII y XV Guinea estuvo dominada por el Imperio Mali. Los descendientes de estos gobernantes Malinke aún viven en Guinea. La costa estaba ocupada por comerciantes portugueses y europeos en el siglo XV, mientras que el este estuvo bajo la influencia del Imperio Songhai  que le sucedió, hasta que éste cayó ante las fuerzas marroquíes a finales del siglo XVI.

Los pastoralistas Fulani, quienes habían estado llegando a la región desde el norte, desde el siglo XV, estuvieron consolidando su presencia en la región Futa Djalon donde su clan Torobde estableció un estado musulmán teocrático alrededor del año 1725.

En los años 1880, el caudillo malinke Samori Touré estableció su imperio personal, el cual se extendió hasta Ghana en el este. Él se resistió a la penetración francesa, pero fue vencido al final y Guinea se convirtió en una colonia francesa en 1891.

Su bisnieto Sekou Touré, un líder popular sindicalista marxista, luchó para la causa de la independencia y fue el primer presidente del país al declararse la independencia en 1958. Después de esto, Guinea rompió toda relación con Francia, se retiró de la zona franca y adoptó el modelo de comunismo chino que era catastrófico para la economía. Más de un millón de guineanos, en su mayoría Fulani, huyeron del reino de terror fundado por Touré y sus súbditos Malinke.

El fallecimiento de Touré en 1984, fue la oportunidad para un golpe militar bajo el mando del General Lansana Conté de la tribu Susu. Liberó prisioneros políticos, prometió un sociedad más abierta y se movió cuidadosamente hacia una economía de mercado, pero sin dejar de mantener sujetas estrechamente las riendas del poder hasta que llevó a cabo, en contra de su voluntad, las primeras elecciones presidenciales con varios partidos y venció a su principal oponente, Alpha Conde, en 1994. Él logró sobrevivir un intento de golpe de estado en 1996 y se preparó para las elecciones de 1999 que se realizaron unos cuantos días antes de mi llegada a Conakry. Los disturbios y choques con la policía habían acabado con el mercado central pocos días antes de las elecciones y la situación aún estaba tensa cuando llegué. Todavía no se habían anunciado los resultados de las elecciones y Alpha Conde había sido arrestado por intentar dejar el país.

Atlapedia    CIA    Country Reports    Traveldocs   

 

alt

Conakry

En el vuelo desde Gambia conocí a una socorrista holandesa que había sido evacuada de Freetown junto con el resto del personal expatriado ONG, después de haber sido tomada por los rebeldes. Ella me informó que el aereopuerto estaba cerrado y que se esperaba que la ciudad cayera en cualquier momento. Debido a que perdí mi oportunidad de visitar Guinea Bissau por causa de la guerra civil en ese lugar, naturalmente me encontraba molesto de no poder visitar Sierra Leona por eventos similares.

El conductor de Talal Abou Khalil, Lanfia, me recogió en el aereopuerto y me llevó a la ciudad. Noté que se asustó cuando le pedí que se detuviera para tomar esta fotografía de la "Gran Mezquita" de Conakry. Hasta depués me enteré que en Guinea existe fobia a la toma de fotografías.


 

alt

 

alt

Conakry

La pensión Doherty era algo costosa, US$20 por una modesta habitación con ventilador en el techo y regadera, pero la gerente Princess y su hija Dona estaban amigables e interesantes.

Ni la guerra civil de Guinea Bissau ni la de Sierra Leona fueron motivadas por conflictos ideológicos. Ambas se iniciaron por ambición de los beneficios de la corrupción asociados con el poder. En Guinea Bissau, un general acusado de vender armas en el mercado negro se rebeló en contra del gobierno. En Sierra Leona, la lucha por el poder aparenta estar relacionada con la competencia de tribus entre los Temnes del norte y los Mendes del sur, pero el verdadero asunto es el control de las minas de diamantes y de oro que son una gran fuente de riqueza para la minoría que mantiene el poder mientras tienen el control.


 

alt

 

alt

Conakry

Estamos tomando bebidas en el "Papillon" con Talal (a la derecha), su amigo suizo Oswald Loosli y su esposa Joyce (Consul canadiense en Conakry) y su amiga guineana, cuyo nombre no recuerdo.

Pasé por migración en el aereopuerto con una carta de invitación firmada por el jefe de la policía, la cual me había enviado mi amigo Talal por correo electrónico, pero tuve que dejar mi pasaporte para recogerlo supuestamente al día siguiente debidamente sellado. Resultó no ser tan fácil, pues recibí mi pasaporte tres días más tarde y únicamente después de haber pagado una multa de US$50 por la visa y dos sobornos de US$5. Hubiera sido más sencillo de haber pagado los sobornos desde un principio.


 

alt

 

alt

Conakry

Estos son Joyce y Oswald Loosli en la fiesta de año nuevo que organizó Talal para nosotros en el "Papillon". Oswald me invitó generosamente a quedarme en su hotel, "Le Stop", mientras visitaba Abidjan.

La corrupción es una forma de vida en muchos paises donde los salarios que se pagan a los empleados civiles no son suficientes para alimentar una familia. Estoy consciente de la corrupción en América del Sur y en Asia Central, pero en ninguna parte la había visto tan generalizada y practicada abiertamente como en el oeste de África.


 

alt

 

alt

Conakry

Éste es Talal recibiendo serenata de uno de los artistas.

Estuve cerca de ser arrestado por intentar fotografiar un mercado en Conakry. Logré escapar sin tomar la fotografía pero la mujer policia que me amenazó dijo que podía obtener un permiso si le pagaba al "comisario" local.


 

alt

 

alt

Conakry

Ahora es mi turno de recibir serenata.

La corrupción no es común solamente en Guinea sino, en varios grados, en todas partes del oeste de África. La manifestación más frecuente de esta tradición cultural es el omnipresente control de carreteras atendido por los policías que cobran pequeñas sumas a todos los que pasan por ahí. El cobro es pequeño pero tres o cuatro de estos piratas de carretera en un tramo corto del camino pueden hacer la diferencia entre ganancia y pérdida para los pobres conductores que procuran ganarse la vida con su humilde taxi.


 

alt

 

alt

Conakry

Los guineanos bailarines con fuego hacen un alegre espectáculo.

En la frontera entre Costa de Marfil y Burkina Faso, el conductor del microbús se rehusó a pagar los 1000 CFA que demandó el policia de la frontera. Eran alrededor de las 11:00 am. El policia corrupto no nos dejaba pasar y dijo que tendríamos que esperar a que terminara su turno a las tres de la tarde para arreglarnos con su reemplazo. Más tarde, vino a verme a mí y me dijo que arreglaría lo de mi transporte, por un precio, si tenía prisa. Empecé a tomar notas y le dije que estaba disfrutando la espera pues estaba escribiendo un libro acerca de las costumbres africanas y estaba muy interesado en esta costumbre de pagar para poder pasar la frontera. ¡Después de bastante ironía de mi parte nos dejó ir cuando le pregunté su nombre para ponerlo en mi libro!


 

alt

 

alt

Conakry

Mientras observaba, pensaba en la víspera de año nuevo en la congelada Montreal.

No bromeaba cuando dije que la corrupción era parte de la tradición cultural de algunas personas. Así es en muchos lugares. Ha pasado en China, aunque parece que el gobierno chino se ha dado cuenta de lo peligroso que puede ser la corrupción. De vez en cuando atrapan una docena de oficiales corruptos y publican sus ejecuciones como un ejemplo para los demás.


 

alt

 

alt

Conakry

Este espectáculo, realmente de primera clase, cautivó nuestra atención hasta la escena final que incluía estos audaces artistas en zancos.

La idea de desperdiciar tres días para correr el problema de pasar a través de tres o cuatro oficinas y pagar dos sobornos para recuperar mi pasaporte podría explicar mi crítica de la corrupción, pero tenía más importantes razones para oponerme, pues mi viaje de 1997 me hizo descubrir cómo contribuyó la corrupción para la destrucción del Imperio Soviético.

Habiendo cambiado mi boleto de Freetown para volar directamente a Monrovia, me despedí de mis amigos y salí para Liberia.

 

 

Google  
Web berclo.net
alt   Relatos   alt   Principio   alt   Top   alt   Siguiente: Liberia   alt