failed to establish a db connectionfailed to establish a db connection
alt   Acogida   alt   Relatos   alt   Principio   alt   Anterior: Ethiopia   alt

 

 

 

KENIA alt



Capital: Nairobi
Area: 582 650 kmē
Población: 28.8 million
Divisa: 1 US$ = 44.5 Sh.
PIB: 1 170 US$

Idiomas: Inglés, Bantu del oeste (Swahili, Kikuyu, Gusii, Akamba, Meru), Nilotico del norte (Masai, Luo, Samburu, Turkana)

El nombre Kenia que nos recuerda ahora Safaris en reservas primitivas, significaba hace no mucho tiempo, atrocidades Mau Mau contra pobladores blancos y aún antes, nuevos comienzos para familias británicas empobrecidas con suficiente influencia política para obtener cesiones de valiosas tierras en esa colonia.

Kenia ha sido por siglos una encrucijada, a medida que diversas tribus se trasladaron desde el norte y el oeste hacia la planicie fértil y templada, y los árabes ocuparon la costa. Los británicos se apresuraron durante la gran toma colonial de tierras del siglo XIX y tomaron las mejores tierras para instalar las plantaciones de pobladores blancos que los Mau Mau tratarían de eliminar en el siglo XX.

El héroe Mau Mau, "Lanza Ardiente" Jomo Kenyatta dirigió a su país exitosamente desde la independencia en 1964 hasta su muerte en 1978. El poder pasó después a las manos del dictador Daniel Arap Moi, quien todavía controla el país según los mejores intereses de sus amigos y de su tribu, los Tugen.

Lonely Planet    CIA   

 

Ethiopian border at Moyale

Kenia

Esta es una vista hacia atrás a Moyale en la cima de la colina que se encuentra en la frontera con Etiopía. El letrero dice "Usted está abandonando Kenia".

Un poco más adentro de Kenia hay un hotel y una parada de camiones en donde los viajeros esperan a que se forme una caravana escoltada de camiones que van al sur hacia Marsabit en el Parque Nacional Marsabit (Marsabit National Park).


 

alt

 

Track between Moyale and Marsabit

Kenia

No hay tráfico independiente a lo largo de la empolvada carretera entre Moyale y Marsabit, ya que atraviesa territorio guerrillero y los bien informados rebeldes nunca fallan en aparecer si no hay una escolta armada. Nosotros empezamos nuestro viaje con tres soldados en nuestro camión, dos de ellos con viejas Lee Enfields y uno con un pesado rifle Browning Automático.


 

alt

 

Truck transport with armed escort

Kenia

Había dos docenas de pasajeros en nuestro camión, seis mochileros y hombres y mujeres locales, sin contar a los escoltas. El joven pelirrojo es el mochilero australiano Chris Sill a quien le robaron todas sus pertenencias en Addis-Abeba.


 

alt

 

Native huts

Kenia

Las chozas nativas son pocas y muy distanciadas en el norte del desierto.


 

alt

 

Roadside eatery

Kenia

Nuestra caravana de tres camiones paró en este raro comedor a orillas de la carretera para almorzar y tomar agua bajo el ardiente sol. Los otros dos camiones también necesitaban protección ya que uno llevaba ganado y el otro cabras, lo cual hubiera sido un botín muy valioso para los rebeldes que se esconden en este desierto.


 

alt

 

Desert near Marsabit

Kenia

Es difícil imaginar que la gente pueda vivir en el seco, caliente y vacío desierto cerca de Marsabit, pero los rebeldes lo hacen.


 

alt

 

Adventurous bunch of backpackers

Kenia

Un grupo de mochileros aventureros: Daniel Delamarre, un periodista bretón a quien le robaron sus dos cámaras Nikon, todos sus lentes y su computadora "laptop" personal en Addis, su servidor, Chris Sill de Australia a quien también le robaron en Addis, Matt Hardy, también de Australia y Scott Gordes de Nueva Zelanda. La foto la tomó Daniel Lisk de Vancouver.


 

alt

 

Meteor crater near Marsabit

Kenia

Todos nos sorprendimos al ver este extraordinario cráter causado por impacto meteórico cerca de Marsabit, el cual no había sido mencionado en ninguna de nuestras guías turísticas. Fue una magnífica vista, un bono inesperado.


 

alt

 

Hotel in Marsabit

Kenia

Pasamos una noche en Marsabit en un bonito lugar primitivo en donde nos lavamos con agua de una cubeta, ya que la tubería no funcionaba.


 

alt

 

Mat and Scott

Kenia

El menú era un poco limitado en este restaurante primitivo en donde cenamos Matt, Scott y yo.


 

alt

 

Massai initiate in Marsabit

Kenia

A la mañana siguiente, fuimos a la carretera fuera de Marsabit a esperar un camión que fuera al sur y conocimos a un joven Masai que acababa de pasar por los ritos de ingreso a la comunidad de guerreros de su tribu. Aparentemente tenía que pasar por este camino y se acercó a nosotros con cautela. Su curiosidad era tan grande como la nuestra mientras nos estudiábamos unos a otros en silencio debido a que él no hablaba inglés. Tuve que tomar esta foto de lejos a escondidas ya que él había hecho gestos amenazantes cuando traté de hacerlo abiertamente. Después de un rato, siguió su camino.

Algunas personas de la región se subieron a camiones de ganado, pero eso significaba estar parado por horas, así que decidimos esperar. Nosotros seis y cuatro kenianos nos subimos finalmente en un camión lleno de pieles de ganado secas que se dirigía a una tenería de Nairobi. Fue un duro viaje debido a que teníamos que agarrarnos para evitar ser tirados fuera de las pieles. Llegamos a Isiolo 8 horas después (256 kms) en donde el conductor, quien había aceptado llevarnos a Nairobi por 300 chelines, exigió y obtuvo 200 chelines adicionales por cada uno de nosotros para que nos llevara los 285 kilómetros restantes. Quinientos chelines son sólo 11US$ que no es mucho por 550 kms, pero no nos gustó que nos chantajearan con la amenaza de dejarnos en una parada de camiones fuera de Isiolo a media noche.


 

alt

 

Nairobi Hilton

Kenia

Nairobi Hilton.

Llegamos a un suburbio de Nairobi a las 7 AM, quince horas después de haber salido de Marsabit, agotados y sucios. Los seis nos apretujamos con nuestras bolsas en el único taxi disponible que nos llevó al Hotel Iqbal, un refugio favorito de los mochileros en el centro de la ciudad.

Nairobi es un lugar muy difícil. Después de un baño y del desayuno, cambié un cheque de viajero en un banco en la avenida Moi y presencié un violento robo a un hombre negro por 3 o 4 jóvenes que huyeron sin que nadie hiciera nada al respecto en esa calle concurrida a las 11 AM. Todas las tiendas en la avenida Moi tienen guardias armados con escopetas para protección contra robo. Por lo menos dos de ellos vieron lo que estaba pasando y pudieron haber intervenido o por lo menos disparar al aire para asustar a los ladrones, ¡pero solamente se quedaron viendo!

Esa tarde me tomé unas cervezas en la taverna cercana Friend's Corner (Esquina del Amigo) la cual estaba repleta de viajeros y de damas de compañía que buscaban trabajo. El chisme que rondeaba por mi mesa era que Kenia había sido estropeada para los mochileros debido a un exceso de turismo de safari de alto precio. Había un consenso al efecto de que los Kenianos aman el dinero que les brinda el turismo pero odian la presencia de todos estos extraños blancos quienes vienen a ver su vida salvaje. ¡Especialmente aquéllos que viajan con un presupuesto limitado!


 

alt

 

Western Kenya

Kenia

Matt, Scott y yo no nos sentíamos seguros ni bienvenidos en Nairobi así que nos pusimos en camino y tomamos una camioneta para Kampala. Fue una lástima irnos tan rápido pero no conocimos a nadie que nos hiciera sentir bienvenidos.

Las tierras altas de Kenia son muy hermosas, tal como pueden ver desde esta toma de Kenia occidental en medio de Nairobi y Kisumu, pero hay muchos otros lugares hermosos en Africa en donde las personas son amigables, hospitalarias y no están interesadas solamente en tu dinero.


 

alt

 

Tea plantation

Kenia

Plantación de té en las tierras altas del occidente

Probablemente Kenia esté bien para turismo en grupo en donde los individuos son llevados en grupo cuidadosamente desde su hotel cinco estrellas a su igualmente costoso campo de safari y llevados con seguridad de regreso en un vuelo charter después del número de días especificados. Kenia no es el único lugar en el mundo en donde la excesiva concentración de turistas ha generado aversión y hasta agresividad hacia los extraños. Considerando el comportamiento de algunos turistas, no puedo culpar a la gente por odiarlos cuando se vuelven muy numerosos.


 

alt

 

Kisumu

Kenia

Las ciudades más pequeñas como Kisumu en el lago Victoria, son probablemente más amigables que Nairobi. Quizá visite algunas de ellas si regreso a esta parte del mundo algún día, pero sé que evitaré ir a Nairobi.


 

Google  
Web berclo.net
alt   Relatos   alt   Principio   alt   Arriba   alt   Siguiente: Uganda   alt