failed to establish a db connectionfailed to establish a db connection
   alt   Acogida   alt   Relatos   alt

 

 

 

Notas sobre el Medio Oriente

 

alt

 

El Medio Oriente se ha convertido ahora en el punto conflictivo del planeta. ¡Los israelíes y los palestinos están ocupados matándose los unos a los otros, los israelíes con tanques, helicópteros y jets americanos y los palestinos con piedras y bombas humanas! ¿Quiénes son estas personas, de donde vienen y por qué están atrapados en una batalla tan desesperada? ¿Y cómo encajan las enormes reservas petroleras el Medio Oriente en este rompecabezas? En octubre 2007 he aņadido el plan animado abajo para monstrar los varios imperios que han dominado este region durante los ultimos 5000 aņos.

Al vivir en Montreal estoy expuesto a la televisión americana que tiende a presentar una caricatura en blanco y negro de las noticias; los israelíes son los buenos y los palestinos son los malos. Eso debe ser todo lo que la mayoría de los norte-americanos quiere saber pero para mí, éste es un insulto a mi inteligencia y un desafío para descubrir los hechos como eran antes de que el tratamiento KISS (Keep It Simple, Stupid), (Descomplícate , Estúpido), fuera aplicado por los medios. Ahora esto se ha convertido en una clase de juego, entre más extrema se vuelve la caricatura, más me rebelo contra el ser violado intelectualmente y más curioso me vuelvo acerca de lo que está sucediendo realmente en Palestina. Menos mal, los medios canadienses no están tan mal influenciados pero todavía tienen un camino por recorrer antes de presentar los dos lados equitativamente porque la más leve crítica a Israel produce alaridos de furia por parte de las hipersensibles y poderosas organizaciones judías.

En los sesenta, yo era más bien indiferente sobre Israel y los palestinos. Como mucho, podría haber sentido alguna simpatía por los palestinos porque generalmente tomo partido por los que tienen menos posibilidades pero no perdía el sueño por esto. Además, por lo general confiaba en que los medios daban las noticias de manera correcta y pensaba que el modelo americano de democracia ofrecía un admirable ideal que valía la pena seguir. Puede ser que yo fuera excesivamente ingenuo en esa época pero también es posible que la moral pública haya empeorado durante los últimos 40 años. Después de ver la mentira de Nixon sobre Watergate, la mentira de Reagan sobre los contras de Nicaragua y las mentiras de Clinton acerca de sus "pausas para café" no es sorprendente que yo no crea nada de lo que Bush nos dice acerca de Irak. Actualmente sólo una pequeña minoría de americanos se toma la molestia de votar porque ellos saben que el poder está en las manos de las grandes corporaciones.

Los políticos nos mienten y los medios les ayudan a vendernos lo que la América Corporativa y los grupos de interés especial quieren que nosotros creamos. Los informes sobre acontecimientos actuales son a menudo incompletos y están tan bien empacados en exageraciones y en el "políticamente correcto" que frecuentemente es difícil separar los hechos de la propaganda. Los medios americanos concentran su atención en todos los detalles de la próxima guerra del Medio Oriente y pasan ligeramente, por encima de los problemas de la economía y de la corrupción corporativa que tienen una prioridad más alta en la opinión pública de acuerdo con todas las encuestas. La CNN en particular se ha vuelto tan exageradamente parcializada que sus "informes y análisis de las noticias" suenan a publicidad pagada para la guerra con Irak. Recientemente, han empezado a plantar la semilla del conflicto con otros vecinos de Israel: Arabia Saudita, Irán e incluso Siria. ¡No resulta difícil darse cuenta de cual es su propósito!

Me sorprendí al observar que la mayoría de los americanos con los que he tenido la oportunidad de discutir la crisis israelí conocen muy poco sobre las acciones del Movimiento Sionista durante el último siglo que han conducido a esta crisis. Yo sé que los americanos por lo general no están interesados en lo que sucede fuera de su país y que muy pocos viajan al exterior por razones distintas a los negocios o de carácter militar (sólo el 15% tienen pasaporte), pero aún así podrían haber hecho una pequeña investigación...

El actual fracaso del proceso de paz y la amenaza de una guerra EE.UU.- Irak en el Medio Oriente me ha incitado a investigar la historia de los árabes y los judíos para satisfacer mi propio deseo de entender como ellos llegaron a estar en el terrible desastre en que están metidos. Hay abundancia de material en Internet sobre este tema pero en gran parte es propaganda que se tiene que filtrar por medio de un pensamiento crítico antes de que sea capaz de aportar algo útil a un retrato convincente. Como no estaba preparado para creer ciegamente en un bando o en otro, me pareció útil pensar en términos de probabilidades para armar mi percepción de los acontecimientos de la manera en que los he descrito en "Mi pueblo de juguete". El cuadro evolucionaba a medida que yo examinaba nuevas fuentes así que tuve que escribir lo que yo encontraba más creíble o probable en cuanto iba progresando este trabajo. Ahora que ya está hecho me complace compartirlo, en espera de que ustedes se vean estimulados a hacer su propia investigación ya sea que estén de acuerdo o no con mis conclusiones. He relacionado varios sitios web al final de este escrito para darles un buen comienzo.

Es casi imposible ser indiferente ante el sufrimiento humano tanto como para no tomar partido cuando uno observa las atrocidades cometidas diariamente por las dos partes. Como mucho, uno puede esperar entender cómo una compleja serie de acontecimientos durante el siglo pasado ha hecho que se presente la situación actual. Después de haber llevado a cabo este repaso, yo encuentro que la causa última de la crisis es el apoyo que la Diáspora judía le dio continuamente y por más de un siglo al proyecto de tomar la patria de los palestinos para hacerse a su propiedad. En consecuencia hallo que los judíos son responsables y admito mi parcialidad en favor de los oprimidos palestinos. Veamos ahora quienes son los palestinos y los israelíes, de donde vienen y como evolucionó el conflicto.

 

Árabes, palestinos y musulmanes

Los palestinos son árabes y los árabes son aquellos que hablan árabe como su lengua nativa y los que se identifican ellos mismos como árabes.

alt

El mundo árabe no corresponde al mundo musulmán. Hay comunidades árabes no musulmanas importantes y de hecho, la mayoría de los musulmanes viven en grandes países no árabes como Indonesia (170M), Pakistán (140M), Bangladesh (100M), India (100M), Turquía (100M), Irán (100M) y muchos países del África sub- Sahara. También hay significativas comunidades musulmanas árabes y no árabes en Europa, Asia y las Américas. En total, hay más de mil millones de musulmanes de cuales 90% son sunni y 10% shia. Árabes cuentan por solamente 25% de esa cantidad.

El mundo árabe se extiende desde Irak y los estados del Golfo en el este hasta la costa atlántica de Marruecos en el oeste y desde Siria en el norte hasta Sudán en el sur. Esta vasta región comprende desiertos, montañas escarpadas y fértiles valles ribereños. Es el hogar de beduinos nómadas, granjeros campesinos, peones asalariados agrícolas, trabajadores industriales, artesanos y profesionales de todos los negocios y servicios asociados con ciudades en auge como Rabat, Cairo y Beirut. Hoy en día alrededor de 250 millones de personas viven en los 17 países independientes que forman el mundo árabe. Estos son: Marruecos, Argelia,Túnez, Libia, Egipto, Sudán, Yemen, Omán, Los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahrein, Kuwait, Arabia Saudita, Irak, Jordania, Siria y Líbano. Los palestinos son árabes pero aún tienen que alcanzar la total independencia nacional.

alt

Los historiadores están de acuerdo en que los antiguos semitas, los asirios, babilonios, cananitas, amoritas, fenicios, hebreos y , más tarde, los mismos árabes emigraron de la Península Arábica. Las olas migratorias comenzaron en el tercer milenio a.C y terminaron con las conquistas musulmanas del siglo VII d.C. Estas personas hablaban lenguas basadas en estructuras lingüísticas similares, y los idiomas semitas modernos, el Árabe, el Hebreo y el Amárico (el idioma de Etiopía) mantienen importantes similitudes. Estas migraciones semitas hacia la media luna fértil sin embargo no penetraron las tierras altas en posesión de los autóctonos hurritas y posteriormente de los indoeuropeos hatti, hititas y frigios en el norte (Turquía) y de los elamitas y medos al este (Irán).

La primera ola de emigrantes semitas (3500 a.C), deambulaba por las tierras río arriba de las ciudades-estado ya bien establecidas por la civilización sumeria que era sedentaria y agrícola. Coexistieron pacíficamente con los sumerios durante siglos y desarrollaron la lengua Akadiana, escrita con caligrafía sumeria cuneiforme, que fue usada por los babilonios en el sur y los asirios en el norte por casi 2000 años. Una segunda ola(2500 a.C), trajo a los cananitas que se establecieron en la actual Palestina, los amoritas que ocuparon lo que ahora es Siria y los fenicios que establecieron sus puertos a lo largo de la costa del Líbano actual.

Los fenicios desarrollaron una gran red comercial marítima con asentamientos por todo el Mediterráneo entre los que estaba Cartago que desarrolló su propio imperio. Los fenicios fueron invadidos por varios imperios cuyos dioses ellos simplemente agregaban a su propio panteón. Adoptaron los antiguos dioses romanos, se convirtieron al cristianismo cuando los romanos lo hicieron y finalmente, de manera pragmática adoptaron el Islam cuando fueron invadidos por los árabes en el 634 d.C. Sus descendientes, los libaneses, han establecido una extendida Diáspora comercial que ha sido bien aceptada en todo el mundo. Ellos nunca han sido expulsados de ningún país ni tampoco han sufrido pogromos como sus primos semitas, los judíos.

Todas estas personas llegaron de la Península Arábica donde una tradición poética común había emergido entre las tribus del desierto ensalzando los valores de un estilo de vida nómada: honor, coraje, lealtad, generosidad y solidaridad tribal. Largos poemas líricos, llamados qasidas, fueron transmitidos oralmente empezando en el siglo VI d.C y luego fueron escritos en el siglo VIII. Esta explosión literaria sembró las semillas de una identidad árabe común que preparó el camino para el surgimiento del Islam.

Los árabes emergieron en el escenario histórico mundial en el siglo VII d.C con el profeta Mahoma y el surgimiento del Islam. Mahoma nació en La Meca en la parte occidental de la Península Arábica, un importante cruce de caminos en las rutas comerciales que conectaba a Yemen en el sur, el Mediterráneo al norte, el Golfo Pérsico al este y África a través del puerto de Jeddah en el Mar Rojo al oeste. El mensaje espiritual y social de Mahoma, basado en la unidad de Dios, fue aceptado primero en la pequeña comunidad de Medina pero pronto reemplazó a los diferentes dioses venerados por las diversas tribus del desierto. La popularidad de su mensaje y la debilidad de los imperios bizantino y sasánido al norte contribuyeron al éxito de una notable serie de conquistas árabes. En los 20 años que precedieron la muerte de Mahoma en el 632, los árabes musulmanes gobernaron un territorio que se extendía desde Egipto al oeste hasta Irán al este.

Los árabes y el idioma árabe jugaron un papel central en la expansión del Islam. El Corán es el libro sagrado de los musulmanes quienes creen que éste es la palabra de Dios tal y como fue transmitida a Mahoma en árabe por el arcángel Gabriel. El hecho de que los musulmanes crean que el Corán son las palabras de Alá convierte al árabe en un idioma sagrado para ellos. Los árabes dominaron las instituciones islámicas hasta que el control religioso pasó a las manos persas de la dinastía Abasí en 750 d.C. El Islam. se convirtió entonces en la religión tanto de árabes como de no-árabes, y los elementos árabes se redujeron en importancia en tanto que las culturas no-árabes, particularmente la persa, la india y la griega, contribuyeron a la aparición de una nueva civilización islámica universal.

La mezcla y combinación voluntaria de árabes con otras poblaciones produjo un florecimiento cultural y científico que alcanzó su apogeo entre los siglos VIII y X d.C cuando el árabe era el idioma de la política y la literatura desde el Atlántico hasta la frontera occidental de China. Musulmanes y no-musulmanes de los más diversos orígenes étnicos tradujeron textos filosóficos del griego al árabe, adaptaron cuentos del sánscrito y copiaron los estilos de las antiguas cortes persas. Los científicos islámicos hicieron descubrimientos pioneros en medicina, astronomía, matemáticas y mecánica. Ellos inventaron el álgebra, demostraron la circulación de la sangre, desarrollaron el astrolabio y fueron los primeros en usar un compás magnético para navegación. Hoy en día el Islam mantiene un billón de adherentes en todo el mundo. La gran mayoría de musulmanes son no-árabes pero el idioma árabe conserva su estatus especial ya que los musulmanes en todas partes estudian árabe clásico para recitar el Corán.

Las sociedades árabe y musulmana tienen mucho más en común con Europa y Occidente que lo que algunos occidentales de mente cerrada aseguran. El Islam. reconoce las tradiciones judia y cristiana y los árabes cristianos y los judíos siempre han sido miembros integrales del mundo árabe. Hay muchos ejemplos históricos de colaboración entre musulmanes, cristianos y judíos tales como el florecimiento cultural que tuvo lugar en Andalucía entre la conquista árabe en el siglo VIII y la caída de Granada en favor de los españoles en 1492. La civilización árabe produjo muchos de los logros científicos y culturales que, una vez transmitidos a Europa, ayudaron a preparar las bases para el Renacimiento. Dos de los más destacados filósofos de esta era fueron andaluces contemporáneos: el musulmán Ibn Rushd, mejor conocido en Latín como Averroes, y el judío Maimónides (Moche Ben Maimon), quien escribió en Hebreo y en Árabe. Otros innumerables indicios del intercambio cultural e intelectual a través del Mediterráneo son evidenciados por el gran número de palabras de origen Árabe encontradas en el Español e incluso en el Inglés y el Francés.

Las relaciones entre los estados cristianos de Europa y los estados musulmanes del Medio Oriente y África del Norte no obstante han estado salpicadas por guerras y hostilidad desde la Batalla de Tours en el 732, que detuvo el avance de los musulmanes hacia Europa, pasando por la derrota de las fuerzas bizantinas en Manzikert en 1071 y las cruzadas que siguieron a continuación, hasta la derrota de los Otomanos en las puertas de Viena en 1683. Para el siglo XVII, el equilibrio político se había inclinado gradualmente en favor de los poderes europeos, un proceso que iba a culminar con la colonización europea de la mayoría del mundo árabe. Comenzando a finales del siglo XVIII y continuando con la disolución del Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial, los ingleses y los franceses se dividieron la mayor parte del mundo árabe entre ellos mismos, a los ingleses se les concedió un "Mandato" sobre lo que ahora es Palestina, Jordania e Irak y Francia obtuvo Líbano y Siria por medio del Tratado de Versalles en 1919. Fue en ese momento cuando los palestinos de hoy en día obtuvieron su nombre, antes, eran simplemente árabes que habían vivido allí por más de 13 siglos.

El petróleo descubierto en Irán estaba controlado por los ingleses, los descubrimientos en Irak fueron compartidos un 75-25 por los ingleses y los franceses y los Estados Unidos intervinieron para agarrar su parte de las riquezas petroleras del Medio Oriente después de la Segunda Guerra mundial. Se llevaron la mejor parte, Arabia Saudita. Desde 1928, las mayores compañías petroleras del mundo se unieron en un cartel para minimizar la competencia entre ellas mismas. Las "Siete Hermanas" lograron enormes ganancias pagando regalías mínimas a los propietarios de los recursos. Por supuesto, esto creó resentimiento contra el control y el poder occidental. Las imágenes estereotipadas de los atrasados árabes musulmanes en los medios Americanos y la visión de América como el "Gran Satán" en la imaginación de muchos árabes hoy en día tienen sus raíces en la violenta historia de la explotación colonial y en el papel dominante de los Estados Unidos en el Medio Oriente luego de la desintegración de los imperios inglés y francés después de la Segunda Guerra Mundial.

El nacionalismo árabe moderno tomó muchas formas pero alcanzó el clímax de su poder psicológico y político durante los años cincuenta y a comienzos de los sesenta bajo el liderazgo del presidente egipcio Gamal Abd al- Nasser cuando desafió al antiguo gobernante colonial de Egipto, Gran Bretaña, al nacionalizar el Canal de Suez en 1956. La derrota por parte de Israel en 1967 no obstante fue una derrota catastrófica para Nasser, para el nacionalismo árabe y para el secularismo. Desde la victoria de la revolución islámica en Irán en 1979, los movimientos políticos islamitas se han vuelto cada vez más populares en el mundo árabe ya que son vistos como la única defensa disponible contra el neocolonialismo occidental. Su influencia por lo general ha estado limitada al contexto de sus respectivos países pero el movimiento Al Qaeda podría ser el precursor de una movilización internacional contra la agresión americana-israelí en el Medio Oriente.

Económicamente, los países árabes y sus habitantes abarcan el espectro desde las poblaciones más ricas hasta las más pobres del mundo. Tienen acceso a muy diferentes recursos naturales. Kuwait, Bahrein, Qatar, Los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Brunei se clasifican arriba en la lista de producto interno bruto per capita en el mundo mientras que Yemen y el Sudán están cerca del final de la lista. Las desigualdades económicas y sociales han también contribuido a los conflictos políticos a dentro de los estados árabes. Muchos países árabes están dominados por regímenes autocráticos retrógrados, un hecho que aviva el resentimiento popular contra los americanos que los apoyan mientras que, por otro lado de su boca, predican democracia y derechos humanos, aparentemente sin notar la contradicción. Las presiones políticas y las acciones militares de fuera de la región contribuyen a las dificultades sociales, económicas y políticas. Israel, con material contundente y apoyo financiero de los Estados Unidos, continúa negando las demandas palestinas por un estado independiente con violentas consecuencias para las dos poblaciones. Hay rivalidades y diferencias regionales pero el sentimiento nacional árabe se mantiene fuerte. El apoyo popular a los palestinos y el resentimiento hacia la campaña americana en contra de Irak son expresiones de este sentimiento en todo el mundo árabe.

 

Judíos e Israelíes

Es interesante notar que los distantes antepasados de los judíos, que han tomado el control de la Palestina Británica para crear el estado de Israel después de la Segunda Guerra Mundial, están cercanamente relacionados con los antepasados de las poblaciones árabes que ellos desplazaron y aún oprimen en los territorios ocupados de Gaza y de Cis Jordania. Ambos descienden de tribus semitas que emigraron de la Península Arábica. Sus idiomas están íntimamente relacionados y comparten más genes entre ellos que ninguno de ellos comparte con los indoeuropeos o los asiáticos. Ellos son primos que observan muchas costumbres antiguas idénticas como la circuncisión, la matanza ritual de animales, desdén por el cerdo, etc.

Cerca de 3500 años a.C, una primera ola de tribus nómadas semitas emigró hacia el este de los desiertos de Arabia a los valles fértiles de los ríos Tigres y Éufrates donde absorbieron a los no- semitas sumerios y desarrollaron la lengua y la cultura akadiana que evolucionó para formar las civilizaciones de Asiria y Babilonia.

Una segunda ola que emigró hacia el norte alrededor de 2500 años a.C dio origen a los cananitas que poblaron las tierras bajas entre el río Jordán y el Mediterráneo, a los fenicios que se establecieron en la costa del actual Líbano y se instalaron a lo largo de la costa este del Mediterráneo y los Amoritas que ocuparon Siria y controlaron gran parte de la Mesopotamia desde más o menos 1900 a.C hasta 1600 a.C. Cerca de 2000 años a.C, una de las tribus cananitas, los Jebusitas, construyeron un asentamiento llamado Urshalein destinado a convertirse en Jerusalén 1000 años más tarde.

Los acontecimientos y las fechas de este periodo permanecen vagas porque las historias bíblicas frecuentemente entran en conflicto con otras fuentes (egipcias, mesopotamias, etc.). Las leyendas bíblicas relatan que Abrahám primero se trasladó desde Ur en Mesopotamia del sur a Harán an Mesopotamia del norte y luego a Canaán, para convertirse en el fundador de la comunidad hebrea posiblemente ya por 1900 a.C. Cuando estuve investigando muchas fuentes para delimitar la fecha del nacimiento de los hebreos, me quedé asombrado al descubrir que los llamados "hebreos" Abrahám y los patriarcas deben haber hablado un idioma akadiano de Ur porque el idioma Hebreo no existía en esa época. El Hebreo solamente apareció en el siglo XII a.C como un dialecto que había evolucionado del Fenicio.

Hacia el año de 1700 a.C, Egipto estaba desorganizado entre el Medio y el Nuevo Imperio. Las tribus semitas, (probablemente amoritas de Siria), invadieron el norte de Egipto gracias a novedosos carros de guerra tirados por caballos y establecieron el reino de Hicsos en Avaris en el delta del Nilo. Los hicsos controlaban toda Palestina y partes de Líbano y Siria. Más tarde fueron seguidos por otras tribus semitas, entre las que se encontraba la tribu del José bíblico, quien probablemente entró a Egipto hacia 1650 a.C. Alrededor de 1550 a.C, sin embargo, Amosis I, de Tebas al sur, conquistó a los Hicsos, esclavizó a los semitas que permanecían en Egipto, sometió a Canaán al control egipcio y se convirtió en el primer faraón de la decimoctava dinastía.

Alrededor de 1370 a.C, el décimo faraón de la decimoctava dinastía Amenofis IV cambió su nombre por el de Akenatón, abandonó a los antiguos dioses, trasladó su capital a Amarna, a medio camino de Memfis, para distanciarse de la corrupta clase sacerdotal de Tebas e impuso un nuevo culto monoteísta al dios sol Atón. Después de la muerte de Tutankatón, el hijo que tuvo con su esposa Nefertiti, la clase sacerdotal restableció a los dioses antiguos, pero el monoteísmo había alcanzado el norte donde Moisés y los semitas esclavizados que más tarde se convertirían en hebreos, pudieron haberlo adoptado. (¡Es posible que la adopción del monoteísmo por parte de estos esclavos semitas puede haber sido datada en un período anterior para atribuírsela a las figuras legendarias de Abrahám y los patriarcas de la misma manera que el nombre de "hebreo" se le ha atribuido a ellos pese al hecho de que el idioma hebreo nació siete siglos después!)

Hacia 1250 a.C, durante el reinado de Ramsés II, los esclavos cautivos "hebreos" se las arreglaron para escapar de Egipto bajo el liderazgo de Moisés. Debió ser por esta época cuando empezaron a hablar hebreo. O ellos mismos desarrollaron el Hebreo del Fenicio, lo que implica que el José de la Biblia y su tribu eran fenicios, o los esclavos que escaparon aprendieron Hebreo de otras tribus nómadas que se unieron a ellos para conquistar la tierra de Canaán. Su invasión fue combatida por los filisteos en el suroeste, por los cananitas y amoritas en el centro y por los fenicios y arameos en el norte, pero en algún momento cerca del año 1000 a.C, las 12 tribus hebreas confederadas de la "gente escogida por Dios", se unieron para formar una monarquía bajo sus reyes Saul y David, y se las arreglaron para conquistar Jerusalén y la tierra que su dios Yaveh les había prometido.

alt

Los victoriosos hebreos inicialmente toleraron el culto a otros dioses. Alrededor del 960 a.C, Salomón, el hijo de David hizo construir un gran templo, por expertos artesanos enviados por el rey Hiram de Tiro, con el modelo fenicio para rendir culto a Yaveh. También construyó templos más pequeños para los dioses paganos de sus esposas menores. Sin embargo, esa mentalidad abierta no perduró y pronto se crearon fricciones entre las 12 tribus hebreas lo que condujo a su división en el año 930 a.C; 10 tribus se unieron al reino de Israel con Samara al norte como capital y las dos tribus restantes formaron el reino de Judá alrededor de Jerusalén en el sur.

La tierra prometida de Canaán que los romanos más tarde llamaron Palestina, no obstante era un cruce de caminos que en su mayoría estuvo gobernado por no hebreos como los egipcios, los asirios, los caldeos, los babilonios, los persas, los macedonios (Alejandro Magno), los romanos, los egipcios ptolomeos,los seléucidas de Siria, los árabes, los cruzados, los mongoles, los turcos otomanos y finalmente por los ingleses. ¡ Yaveh podría haberlo hecho mejor en lo que a regalos se refiere!

En el año 721 a.C el rey asirio Sargón II aplastó al reino de Israel, que dejó de existir, y deportó a sus 10 tribus a Mesopotamia donde desaparecieron en el olvido como esclavos (las 10 tribus perdidas de Israel). En el año 586 a.C el rey caldeo Nabucodonosor II invadió la región, destruyó el templo de Jerusalén y lanzó al exilio, a Babilonia, a los hebreos del reino de Judá donde, una vez más esclavizados, enriquecieron su cultura con elementos babilonios tanto que reemplazaron el idioma Hebreo por el Arameo que era la lengua local.

Para ese entonces, el monoteísmo había reemplazado a la vieja religión politeísta de los medos en las altiplanicies al este de Babilonia. Mitra, el dios de la justicia y los contratos y los dioses menores fueron reemplazados por el dios único Ahura Mazda. La nueva religión, introducida por Zaratustra, fue expandida por cantos poéticos llamados "Gathas" escritos en Avesta, una antigua lengua indoeuropea. La fecha generalmente aceptada para la introducción del monoteísmo en esta parte del mundo es alrededor de 600 a.C pero algunos lingüistas la ubican mucho antes por la edad más antigua de la lengua Avesta. Los modernos zoroastras parsis aseguran que data de 1700 a. C ¡y algunas referencias extremas incluso mencionan 4000 años a.C!. Éste es sólo un ejemplo más que muestra lo poco confiable que puede ser la historia religiosa después de haber sido transmitida primero verbalmente, luego escrita y reescrita durante siglos por auténticos creyentes. Por lo tanto también es posible que los hebreos adoptaran el monoteísmo durante su cautiverio en Babilonia al mismo tiempo que abandonaron el idioma Hebreo para hablar Arameo en algún momento alrededor del año 550 a.C. Por supuesto que haciendo unos pocos malabarismos con las fechas se puede argumentar que el monoteísmo fue llevado a los egipcios y a los Medos por los hebreos pero yo consideraría más probable que los esclavos tomasen la religión de sus amos y no lo contrario. De cualquier modo, esto hoy en día no tiene mayor importancia que el notar que otros también han pensado en monoteísmo.

No estoy tratando de ser innecesariamente irreverente con el antiguo testamento . Pienso que el escepticismo es necesario cuando se usa cualquier "escritura sagrada" como referencia de hechos históricos. ¡Hay motivos para ser cauteloso cuando los cristianos te dicen que Jesús nació de una virgen, caminó sobre el mar y volvió a la vida tres días después de su muerte! . Probablemente hay la misma cantidad de "hechos históricos " cuestionables en el Corán y en otras escrituras musulmanas. ¡Ni Jesús ni Mahoma podían leer ni escribir y no tenemos prueba de que sus palabras fueron registradas fielmente!

En todo caso, el rey persa Ciro, que era zoroastra pero toleraba todas las creencias, conquistó Babilonia, Asiria, Canaán y Egipto alrededor del año 536 a.C. Él puso en libertad a los hebreos, que ahora hablaban Arameo y les permitió retornar a Jerusalén donde reconstruyeron su templo en el 515 a.C. Los judíos de hoy en día son descendientes de estos súbditos del reino de Judá que regresaron. No sé porqué los sionistas escogieron llamar a su patria "Israel" puesto que sus ancestros no venían del reino de Israel. ¡Lógicamente debió haberse llamado "Judá" ya que los auténticos "israelitas" desaparecieron en Asiria hace 13 siglos! Del mismo modo, ellos podrían haber decidido resucitar el Arameo que sus ancestros hablaron durante un periodo (550 a.C- 150 d.C) igual al que hablaron Hebreo (1250a.C-550 a.C).

En el 336 a.C Alejandro Magno derrotó a los persas que todavía dominaban la región y ésta pasó a las manos de sus sucesores los ptolomeos de Egipto y los seléucidas de Siria. Alrededor del año 165 a.C, los judíos se rebelaron bajo el liderazgo de los macabeos y lucharon contra la dominación extranjera hasta que lograron la independencia cerca del año 130 a.C después de la desintegración del reino seléucida. Entonces, el imperio romano atacó a Jerusalén y sometió a los judíos en el 63 a.C. Después del advenimiento de Cristo, los romanos, enojados por las continuas batallas contra los zelotas y los terroristas sicariis, destruyeron el templo en el año 70 d.C y expulsaron a los judíos de Jerusalén en el año 135 d.C, quienes entonces empezaron a emigrar a Europa.

Los romanos que se habían convertido al cristianismo bajo el mandato de Constantino en el 313, fueron sustituidos por persas zoroastras en el año 614 durante dos décadas antes de que los musulmanes árabes, semitas de la Península Arábica, conquistaran Palestina en el año 634. Los árabes la conservaron, excepto por dos cortos intervalos de invasión por parte de los cruzados cristianos y los mongoles paganos entre los siglos XI y XIII, hasta que la tomaron los turcos musulmanes del Imperio Otomano en 1516.

En Europa, los judíos que habían inmigrado se reagruparon en comunidades cerradas y evitaron el casarse con sus anfitriones cristianos para mantener la pureza racial de "los escogidos por Yaveh". Esta arrogancia racial no les hizo ganar amigos y su aislamiento religioso-racial voluntario produjo un rechazo recíproco que con frecuencia condujo a la discriminación, a la represión y a los pogromos. Fueron expulsados de Inglaterra en 1290, de Francia en 1392, de España en 1492 y de Portugal en 1497. Establecieron sus propias comunidades bien diferenciadas entre los árabes en toda África del Norte y entre los cristianos en Europa, particularmente en Italia, Alemania, Suiza, Polonia, Lituania, Rusia, Hungría, Turquía, Dinamarca, Suecia y Noruega pero permanecieron categóricamente fieles a sus antiguas creencias tribales y se rehusaron a integrarse como lo hicieron sus primos libaneses que actualmente son bien aceptados en todas partes.

 

El conflicto

Cualquiera que sea la razón, es un hecho desafortunado el que los judíos no tuviesen mucho éxito en el arte de hacer amigos en la mayoría de los lugares donde se establecieron. Disturbios antisemitas en Rusia en 1881 y leyes que obligaban a los judíos a vivir en guetos provocaron la emigración de un gran número de ellos a Palestina. El "éxodo" fue organizado por el movimiento "Los amantes de Sión" creado en Odessa en 1882. (Sión es el nombre de la colina en la que Jerusalén está construida). Un periodista vienés, Theodore Herzl comenzó a promover su visión de un Estado Nacional Judío en 1896. Al año siguiente él convocó un Congreso de Judíos en Bale, Suiza y fundó La Organización Sionista Mundial cuyo propósito era establecer un "Hogar Judío Nacional" en Palestina, en ese momento en manos otomanas. El movimiento se expandió a América en 1898 y el Congreso Sionista Mundial de 1905 confirmó su estrategia de infiltración en Palestina después de que una oferta inglesa para una patria judía en Uganda fuera rechazada. El destino de los pacíficos palestinos fue entonces sellado en tanto que la depredadora Diáspora judía había escogido su objetivo. El Sionismo floreció y 43 colonias judías con 100.000 judíos ya habían sido instalados en la Palestina Otomana cuando la Primera Guerra Mundial estalló en 1914.

Durante la guerra, los ingleses y los franceses acordaron secretamente compartir lo que quedara del Imperio Otomano después de la guerra, aún cuando en esa época ningún país tenía poder alguno sobre la región. En 1916, los líderes sionistas presionaron a las autoridades británicas para la creación de un asentamiento autónomo judío en Palestina hasta que el Secretario de Asuntos Exteriores inglés Arthur Balfour declaró el apoyo británico para el establecimiento de un "hogar nacional" para los judíos estipulando que "no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de los comunidades no-judías existentes en Palestina". Durante la misma época los ingleses le estaban prometiendo a los árabes un estado independiente por su apoyo en la guerra. Cuando la guerra terminó, Albión practicó su bien conocido "juego limpio" con los árabes y el Tratado de Versalles (1919) dividió al Imperio Otomano con Gran Bretaña obteniendo Palestina, Jordania e Irak y Francia, Líbano y Siria.

Después de la guerra, la importancia estratégica de la concesión petrolera de Mosul y Bagdad otorgada, justo antes de la guerra, por los otomanos a la Turkish Petroleum Co. fue completamente evidenciada y se formó La Irak Petroleum Company para explotarla con participación inglesa de un 75% y francesa de un 25%.

En Palestina la continua infiltración de los judíos causó tensiones que han ido aumentando por años. En 1919 la comisión americana King-Crane investigó la situación y concluyó que: "Los sionistas prácticamente desean un completo desposeimiento de los palestinos" Ya era cada vez más claro que el sionismo tenía ambas intenciones a) el "regreso" de todos los judíos de todas partes del mundo a "Erzets Israel" y su establecimiento masivo en Palestina, y b) el éxodo de los autóctonos árabes palestinos y su traslado masivo fuera de Palestina. En otras palabras, una completa "limpieza étnica" del país, siete décadas antes de que la expresión fuera inventada por los "crímenes contra la humanidad" perpetrados en los Balcanes.

Obviamente, los árabes no estuvieron de acuerdo con los planes que los judíos tenían para su tierra. Los primeros disturbios anti-sionistas ocurrieron en Palestina en 1920. En 1922, la Liga de Naciones sin embargo aprobó el Mandato Inglés sobre Palestina a pesar de la promesa de Balfour a los judíos. Este mandato de un poder colonial extranjero impidió la autodeterminación de los palestinos, facilitó la inmigración judía y permitió el traslado de tierras a los colonos judíos sin el consentimiento y contra la oposición militante de los autóctonos palestinos. Grandes extensiones de tierra fueron compradas o adquiridas de los árabes, se inició la electrificación del país, y una ciudad "modela", Tel Aviv, fue diseñada y construida para ser habitada completamente por judíos no obstante las protestas árabes.

El nacionalismo árabe se había estado desarrollando durante la primera parte del siglo XX en respuesta a cuatro siglos de gobierno turco otomano. Los árabes estaban completamente preparados para reclamar Palestina cuando los turcos fueron derrotados en la Primera Guerra Mundial. La combinación de la colonización y el Mandato Inglés necesariamente causaron una profunda frustración árabe y estimularon aún más sus crecientes sentimientos nacionalistas. La inmigración judía y los asentamientos continuaron bajo el Mandato con el resultado de serios actos violentos judío-árabes que ocurrieron en el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén en 1929. En 1930, Sir John Hope Simpson fue enviado por el gobierno británico para estudiar las condiciones económicas en Palestina. Él encontró que la política sionista sobre la tierra estaba desplazando grandes cantidades de agricultores árabes causando también un abandono y deterioro de los terrenos agrícolas. Durante los años 30, los árabes llevaron a cabo huelgas y boicots a gran escala pero nadie se tomó la molestia de escuchar sus quejas desesperadas.

Finalmente, la huelga general palestina en 1936 en protesta por la continua inmigración judía condujo a la creación de la British Peel Commission en 1937. La Comisión encontró irreconciliables las promesas inglesas hechas a sionistas y a árabes. Declaró no viable el Mandato Inglés y recomendó la partición de Palestina en un estado judío y uno árabe con control británico sobre los lugares sagrados. Los sionistas aceptaron de mala gana pero los árabes rechazaron vehementemente el plan de partición. Rebeliones palestinas esporádicas duraron hasta 1939 cuando la mayoría de los líderes palestinos habían sido asesinados, exiliados o arrestados, y los ingleses renunciaron al plan de partición. En lugar de ello, éstos iniciaron estrictos controles sobre la inmigración judía con la intención de establecer un estado unitario binacional. ¡Esta vez, fueron las sionistas los que rechazaron la propuesta! Los árabes exigieron la inmediata creación de una Palestina árabe segura y la prohibición de más inmigración judía. Mientras que la Segunda Guerra Mundial se estaba desarrollando los sionistas y la mayoría de los árabes apoyaron la campaña de guerra británica pero las tensiones continuaron en aumento dentro de Palestina.

En la medida en que la comunidad judía se volvía más organizada en defensa de sus planes de inmigración y asentamiento en la tierra autóctona palestina, los militantes sionistas se hacían más violentos. En un congreso mundial en Praga, ellos reclamaron su derecho a establecer una mayoría judía en los dos lados del río Jordán y declararon que la continua resistencia árabe sería enfrentada con más violencia judía.

Despúes de la guerra, miles de judíos europeos que habían sobrevivido el holocausto Nazi solicitaron admisión a Palestina pero los ingleses bloquearon los intentos ilegales y detuvieron a los inmigrantes judíos en Chipre y en otras partes. Las organizaciones terroristas judías respondieron al bloqueo con una escalada de violencia con los soldados ingleses como objetivo y volaron un número de edificios, puentes y ferrocarriles. La más antigua, el Haganá, era un grupo armado secretamente organizado desde 1920 por la Agencia Judía, la organización que trabajó oficialmente con las autoridades del Mandato. El Irgun era un grupo terrorista fundado por Vladimir Jabotinsky en 1929. El grupo más pequeño y más extremista, el Stern Gang se había desprendido del Irgun en 1940. En 1944, Irgun, bajo el liderato de un judío polaco, Menahem Begin anunció su guerra contra el Mandato y su propósito específico de asesinar a oficiales ingleses por su apoyo a la limitación de las cuotas de inmigración judía. Quince oficiales ingleses habían sido asesinados para octubre de 1944. La campaña terrorista adquirió velocidad en 1945-46 y el cuartel inglés en Jerusalén, el Hotel Rey David fue bombardeado matando a 91 personas e hiriendo a 45. (Éste aún se cataloga como uno de los peores actos terroristas en la región después de Deir Yasin que mató a 254 palestinos y el bombardeo del cuartel de marinos estadounidenses en Beirut que mató a 200 de ellos).

alt

Una conferencia en Londres en 1947 entre ingleses, árabes y sionistas no produjo ningún acuerdo. Entonces los ingleses se lavaron las manos con respecto al problema palestino y lo entregaron a las Naciones Unidas en febrero de 1947. En ese momento había cerca de 1,100,000 árabes musulmanes, 615,000 judíos y 145,000 árabes cristianos en palestina. En abril de 1947, la Asamblea General de la ONU estableció un Comité Especial en Palestina (UNSCOP) que propuso la partición de Palestina en estados árabe y judío separados y una zona internacional que incluía a Jerusalén y los lugares sagrados. Este plan era similar al propuesto por los ingleses en 1937 después de la Peel Commission. El plan de la ONU fue aprobado en noviembre 29 de 1947. Gran Bretaña se abstuvo y los representantes árabes dejaron la sesión de la Asamblea General declarando que se resistirían a la partición.

Las organizaciones sionistas armadas comenzaron de una vez a expulsar forzosamente a los palestinos de sus hogares asegurando que un ataque del ejército árabe era inminente. El terrorismo contra la población civil había sido escogido deliberadamente como la mejor estrategia para forzar a los palestinos a dejar su tierra. El 9 de abril de 1948, la organización terrorista Irgun comandada por Menahem Begin, atacó la aldea de Deir Yasin, matando a 254 hombres, mujeres y niños palestinos. Esto fue impresionante pero era sólo un acto entre muchos dentro de una campaña de violencia cada vez mayor. Miles de palestinos dejaron el país por temor a perder sus vidas. Begin declaró posteriormente: "No hubiera habido Estado de Israel sin Deir Yasin".

Hoy en día, medio siglo después los judíos se rasgan las vestiduras y afirman que el terrorismo es el mayor de los males pero por conveniencia olvidan que Israel nació gracias al terrorismo. Los judíos condenan el terrorismo ahora pero ellos escribieron el manual de esa forma de guerra. No sólo recientemente, sino también 20 siglos atrás cuando los fanáticos judíos zelotas llamados "Sicariis" practicaron el asesinato sistemático de sus opresores romanos. Yo estoy de acuerdo con que el terrorismo hacia civiles inocentes es maléfico pero pienso que la mentira justificada, la manipulación, la hipocresía y la violación intelectual son sencillamente igual de malos porque todo el mundo es victimizado incluso aquellos que no están involucrados.

El 14 de mayo de 1948, el Alto Comisionado Inglés para Palestina se marchó del país y los judíos hicieron una ceremonia en Tel Aviv para leer la declaración de independencia del Estado Judío para sus gentes que se llamaría Israel. Fue en ese momento cuando los israelíes obtuvieron su nombre, antes, eran simplemente judíos que se habían desplazado a Palestina. El nuevo estado no tenía límites y hasta hoy, más de cinco décadas después, Israel es el único país en el mundo, el único miembro de la ONU que se rehusa a aceptar ningunos límites definidos. Es importante notar que Israel fue establecido como un estado para "los judíos donde fuera que estuviesen" y no como el estado de sus ciudadanos. El plan de partición de la ONU, sin embargo, identificaba los límites en un mapa, por lo general descritos como a) una franja angosta de costa, incluyendo los puertos de Haifa y Tel Aviv, pero dejando Jaffa y Acre a los palestinos, b) la mayoría del Negev, un gran sector árido en el sur, y c) Galilea del este alrededor del Lago Tiberias (Mar de Galilea). El nuevo estado de Israel, sin límites definidos, recibió reconocimiento inmediato por parte de Estados Unidos y Rusia.

También había muchos judíos en Florida. Para tener un sentimiento objetivo de lo que pasó en Palestina, sólo traten de imaginar cómo podrían sentirse los americanos no judíos si, un siglo atrás, los "Amantes de Sión" hubiesen decidido llamarse a ellos mismos los "Amantes de los Everglades " y hubiesen puesto la vista en Florida como hogar de los judíos en lugar de Palestina. ¡Que hubiera pasado si después de un siglo de justas y empellones legales , las organizaciones terroristas Haganá, Irgun y Stern Gang hubieran decidido que había llegado la hora de expulsar violentamente a la gente que había estado en Florida antes que ellos para crear una patria para todos los judíos del mundo "escogidos por dios"! ¡Se puede estar de acuerdo con que un nuevo vertedero se ha hecho necesario pero nadie lo quiere en su patio!

Por supuesto, los estados árabes de Líbano, Siria, Jordania, Egipto e Irak trataron de invadir el nuevo estado de Israel en mayo de 1948. Los judíos no obstante se habían estado preparando para la guerra por un largo tiempo, la Diáspora judía había mandado muchos voluntarios de todo el mundo y había financiado la compra de las armas requeridas para equiparlos. Habían sembrado muchas minas en la tierra y poseían abundante munición. Muchas de sus armas eran hechas en la Unión Soviética y compradas a través de Checoslovaquia. El dictador nicaragüense Somoza, un títere protegido por los Estados Unidos, también había participado en una variedad de esquemas por medio de los cuales se contrabandearon armas a través de América Central para los sionistas desde 1939-40. Cerca de 800,000 palestinos fueron expulsados casi inmediatamente de sus casas y aldeas en las áreas atribuidas a Israel por la partición. Cientos de aldeas palestinas fueron destruidas y sólo unos 120 000 árabes se las arreglaron para permanecer viviendo en la primera versión de Israel. Esta expulsión masiva se dio a conocer a la comunidad mundial como la primera ola de palestinos refugiados. Muchos de ellos aún viven en campos espantosos y ahora se cuentan en más de 2 millones.

Se firmó un armisticio en enero de 1949, concluyendo la primera Guerra Árabe-Israelí, por medio del cual Israel aumentó en un 40 % el tamaño de su dividido territorio. Éste llegó a conocerse como la Línea Verde dentro de las fronteras previas a 1967. Israel llevó a cabo elecciones para su parlamento, el Knesset, en enero de 1949 y el 11 de mayo fue admitido en la ONU. En un año, 40 naciones reconocieron este estado sin fronteras.

Una situación trágica y muy diferente estaba reservada para los palestinos. Más de la mitad habían abandonado sus hogares. Muchos vivían como refugiados en la ribera occidental del río Jordán, un territorio que entonces era parte del reino Hachemí de Jordania. La Franja de Gaza había pasado a administración egipcia. Palestina dejó de existir como una entidad política y administrativa. Ante los ojos de la ONU, y por lo tanto ante la ley internacional, los palestinos estaban sin estado y sin ciudadanía. Ellos oficialmente son refugiados, un "problema" en espera de una solución.

Los palestinos que continuaron viviendo en el Mandato Palestino para el día del censo de 1949 adquirieron la nueva designación de "Árabes israelíes". Los palestinos que vivían en el West Bank fueron naturalizados de acuerdo con la ley jordana al igual que los que buscaron refugio en la ribera oriental del río Jordán. Los que permanecían en Gaza, o los que buscaron refugio en Siria, Líbano, Irak y Egipto, permanecieron sin estado pero sujetos al control de los países donde residían. Por encima de un millón actualmente tienen esta categoría explícita de sin estado.

En junio de 1967, bien provisto con armas americanas, Israel atacó a sus vecinos y, en 6 días, se tomó todo la Cis Jordania, las Alturas del Golan de Siria, y la Franja de Gaza y la Península del Sinaí de Egipto. Toda la Palestina histórica pasó a control militar de Israel. Las Alturas del Golan y Jerusalén fueron anexadas y 100 000 judíos fueron instalados allí rápidamente. Las mejores tierras palestinas en los territorios ocupados fueron confiscadas para construir poblaciones judías a las que se les dio acceso prioritario a los escasos recursos de agua.

Los acontecimientos desde esa guerra de 1967 han sido una sucesión de historias de horror para ambas partes pero principalmente para los palestinos. Las principales fechas son: la guerra árabe en Israel en 1973, los Acuerdos de Camp David en 1979, la invasión israelí a Líbano en 1982, la Conferencia de Paz de Madrid en octubre de 1991, los primeros Acuerdos de Oslo en septiembre de 1993, los segundos Acuerdos de Oslo en septiembre de 1995, el Acuerdo de Wye en noviembre de 1998 y el Memorando de Sharm El Sheik en mayo de 1999. En Internet se puede encontrar información detallada y análisis de los acontecimientos desde 1967. Yo he relacionado un número de fuentes más abajo pero les puedo recomendar el sitio web israelí " El Conflicto Árabe Israelí en Mapas" por el conveniente formato en que éste repasa la historia de esta atormentada tierra. Dejo a su juicio el hacer una evaluación crítica en cuanto al contenido y complementarlo con fuentes árabes ya que la invasión de Líbano en 1982 no es mencionada allí.

alt

Los medios americanos hicieron mucho ruido acerca del rechazo de Arafat hacia las últimas propuestas de paz presentadas por Clinton y Ehud Barak pero no mostraron los detalles del "estado Palestino" que se estaba ofreciendo. La aceptación habría significado el abandono irrevocable en favor de Israel del control civil y militar sobre las áreas blancas mostradas aquí dentro de la línea verde (60% de la Cis Jordania). A los palestinos se les habría concedido el control civil sobre las islas marrón y amarilla, asiladas unas de las otras y de los países vecinos y perfectamente controladas por una red de caminos de acceso rápido cercados que conectan las poblaciones judías mostradas en azul. En cuanto a Gaza, todos los que han estado allí les dirán que es un inmenso y superpoblado campo de concentración.

Claramente, eso significa que a Arafat se le pidió obligar a los palestinos a estar de acuerdo con ser relegados a "reservaciones" donde permanecerían supeditados al antojo del abrumador poderío del ejército israelí. Los agricultores que habían sido forzosamente removidos de su tierra proveerían mano de obra barata a los empresas israelíes y los tres millones de palestinos sobrevivientes en estas reservaciones continuarían siendo un mercado cautivo para los productos israelíes. (Los territorios ocupados actualmente absorben el 25% de las exportaciones de Israel.)

Estoy seguro de que mis amigos americanos, que deben estar bravos conmigo por mi posición pro-palestina, nunca han visto este mapa de crucial importancia porque este no ha sido mostrado ni explicado al público americano. Tampoco sus parcializados medios les informaron que los dólares de sus impuestos habían pagado por la expropiación de las mejores tierras para las nuevas colonias y caminos judíos en Cis Jordania. Sin embargo, gracias a Internet los que todavía tienen una mentalidad abierta pueden ahora juntar todos los datos que necesitan para generar su propia percepción y escapar a la manipulación a la que han estado sometidos.

alt

Los israelíes no inventaron este sistema de reservaciones árabes. Éste es bastante similar al sistema de "bantustanes" usadas por los blancos racistas para aislar a la mayoría negra para los mismos fines bajo el régimen de apartheid en Sur África (compare los dos mapas). No es sorprendente que los jóvenes palestinos hayan perdido la esperanza de una coexistencia decente y prefieran morir por la dinamita al tipo de esclavitud que se les está ofreciendo.

Los israelíes aseguran en voz alta que todo lo que ellos quieren es paz y seguridad pero ellos escogieron la escalada violenta en lugar de parar la construcción de poblaciones judías en los territorios ocupados. Las acciones dicen más que las palabras. Cualquiera puede ver que Israel no está buscando la paz sino el dominio total. Al continuar con sus políticas de ocupación y agresión regional, Israel ha desafiado docenas de diferentes Resoluciones de las Naciones Unidas desde 1967.(Vea aquí tres sitios independientes sobre este tema A, B, C). La represión necesaria para ocupar "exitosamente" a los palestinos en su propio país no es más que un esfuerzo sistemático por destruirlos. ESTO ES GENOCIDIO.

Los Estados Unidos afirman que ellos quieren la paz en el Medio Oriente pero deciden mantener su apoyo incondicional a Israel. Las acciones dicen más que las palabras no importa el nivel de habilidad que los medios americanos hayan conseguido en el arte de la manipulación de la opinión pública. El gobierno americano se ha vuelto muy bueno para usar los incentivos de ayuda y las amenazas de sanciones comerciales para forzar a los países más débiles a conformarse con su voluntad. No hay lugar a dudas de que los Estados Unidos tienen todos los medios de persuasión necesarios para poner fin a la crisis israelí si en realidad lo quisieran. Para empezar, podrían quitar el subsidio anual de tres billones de dólares a Israel con la promesa de reintegrarles parte de éste progresivamente si Israel efectivamente se retirara de sus asentamientos en los territorios ocupados. Los Estados Unidos podrían dejar de bloquear la intervención de los observadores y encargados del mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas para monitorear y prevenir las provocaciones de cualquiera de las partes. Entonces podrían implementar un "Plan Marshall Para El Medio Oriente" para establecer un Estado Palestino independiente en los territorios ocupados y reconstruir todo lo que Israel ha destruido allí. El costo de un plan como ese compensaría los enormes subsidios otorgados a Israel en los últimos 50 años. Estoy convencido de que un cambio total de política de éste modo, acabaría con el terrorismo islámico más rápidamente y a un costo menor en dinero y vidas que la actual línea dura.

Algunos presidentes de EE.UU. de vez en cuando han hecho ademanes de intermediar en los acuerdos de paz entre las partes pero nunca ejercieron suficiente presión como para que los israelitas los tomaran en serio. Su tratamiento suave a Israel pudo haber sido motivado por un temor al peso electoral de las organizaciones sionistas en América pero también creo que hay algo más. ¡Dudo que los EE.UU. se hubieran visto tan profundamente involucrados si el Congreso Sionista de 1905 hubiera aceptado la oferta inglesa de una "Patria Judía" en Uganda donde no hay petróleo!

La presencia de la mitad de las reservas mundial de petróleo en el Medio Oriente es un elevadísimo factor geopolítico que nadie puede ignorar. El "factor del petróleo" altamente estratégico, sin embargo nunca se menciona en las declaraciones políticas del gobierno americano acerca de Israel y el Medio Oriente que suenan muy nobles . La contradicción entre las "palabras de paz" y las "acciones de guerra" (3 billones/año), del gobierno de los Estados Unidos invitan a la especulación sobre la agenda escondida que podría explicar porqué EE.UU. no sólo permite la continua agresión israelí en los territorios ocupados sino que aparentemente se alegra por el deterioramiento de la crisis y la desestabilización de toda la región.

En la medida en que pasan los días y las semanas, se hace más y más obvio para mí y para mucha gente alrededor del mundo que las "armas de destrucción masiva" de Saddam Hussein son sólo un pretexto para justificar una intervención militar americana para tomarse las enormes reservas de petróleo y gas del Medio Oriente. Cada día, cuando miro las noticias televisadas americanas, y en particular CNN, siento rabia al ver que me están mintiendo y siento tristeza al darme cuenta de que las personas corrientes de Estados Unidos y de sus aliados están siendo arrastrados hacia una nueva guerra que no es para su interés sino para el de Israel y del establecimiento corporativo americano.

¡No tengo una evidencia tangible para probar esto pero tiene más sentido que la caricatura en blanco y negro de los "Árabes malos" y los "Israelíes buenos" en la que debemos creer!

 

(noviembre de 2002)

alt

Los siguientes sitios web ofrecen variada y detallada información sobre la historia de la región y sobre la crisis de Israel. Están relacionados en orden alfabético. Algunos son publicados por organizaciones militantes árabes o judías y algunos por entes aparentemente neutrales como las universidades. Por supuesto, están más o menos parcializados porque es prácticamente imposible escribir objetivamente sobre esta crisis. He escogido estos sitios por la relevancia de su contenido independientemente de las distorsiones que puedan contener. Vale la pena explorarlos todos pero es su responsabilidad aclarar la confusión entre los hechos y la propaganda y proteger su juicio de las mentiras descaradas que encontrará en ambas partes.

 

Por favor utilice el botón de vuelta de su navegador para regresar a la página anterior.

 

Google  
Web berclo.net
alt